Todos los rodamientos cuentan con un ciclo de vida útil, sin embargo, varios estudios han demostrado que por diversas razones los rodamientos no logran cumplir su promedio de vida útil.

Un rodamiento posee un ciclo de vida, y durante este podemos conocer y analizar cada una de sus etapas para tratarlas de la mejor manera.

Las etapas del ciclo de vida de un rodamiento son:

  • Montaje
  • Lubricación
  • Alineación
  • Monitoreo básico de la condición
  • Desmontaje

Montaje

El montaje es una de las etapas críticas en el ciclo de vida de un rodamiento. Su vida útil se verá reducida, si no utilizamos los métodos y herramientas adecuados.

Lubricación

Resulta esencial seleccionar una grasa apropiada, suministrarla en las cantidades adecuadas y a intervalos correctos.

Alineación

Si la aplicación no está correctamente alineada, la desalineación puede provocar por lo tanto, una carga adicional en el rodamiento, así como fricción y vibración, incrementando el consumo energético y fallos prematuros.

Monitoreo básico de la condición

Inspecciones frecuentes de la condición de la máquina, le permitirán detectar problemas potenciales  También realizar un monitoreo le ayudarán a prevenir paradas inesperadas y planificar los intervalos de mantenimiento.

Desmontaje

El uso de métodos de desmontaje adecuados, evitará dañar los otros componentes de la máquina, como el eje y el soporte, frecuentemente reutilizados y no comprometerá la seguridad del operario.

Al aplicar las practicas adecuadas y utilizar las herramientas correctas, se puede prolongar la vida útil de los rodamientos y aumentar la productividad y eficiencia en la planta de producción.

En conclusión, con un enfoque en el ciclo de vida del rodamiento y el funcionamiento de las máquinas, SKF desarrolla y mantiene una gama completa de productos para brindarle asistencia.