Realizar el cambio de aceite es uno de los mantenimientos más importantes que se le hacen al carro, pues es fundamental para el correcto funcionamiento del motor y para una mayor duración del mismo, ya que impide la fricción de elementos internos móviles del sistema.

El aceite del carro, posee un cierto porcentaje de tolerancia de impurezas y humedad máximo para funcionar correctamente como lubricante. El funcionamiento normal del motor crea estas impurezas, es por esta razón que el aceite se debe cambiar cada cierto número de kilómetros o cada cierto espacio de tiempo.

Es recomendable realizar un cambio de aceite cada 5.000 kilómetros si es mineral, y cada 10.000 kilómetros si es sintético.

¿Qué tareas cumple el aceite de motor?
  • Lubricar y minimizar la fricción
  • Facilitar el arranque en frío: Con el motor bien lubricado, un automóvil arranca con facilidad en cualquier condición de clima.
  • Enfriar las piezas del motor: El aceite es el principal refrigerante de las piezas del motor
  • Mantener el motor limpio: El lubricante arrastra al cárter partículas de carbón, hollín y otros residuos de la combustión que son eliminados en cada cambio de aceite
  • Prevenir la corrosión y formación de sedimentos: El aceite deposita una película química que aísla las piezas del motor del agua. De este modo, hace que el motor quede protegido del hongo producido por la humedad
Algunas recomendaciones que puedes tener en cuenta al realizar el cambio de aceite de motor
  • Realizar el cambio de filtro cada vez que se cambie el aceite
  • Cuando el nivel de aceite sea bajo, se puede añadir más pero, siempre utilizando un aceite recomendado por el fabricante, con la misma viscosidad y, sobre todo, sin rebasar el nivel máximo de cada vehículo.
  • Cuando el nivel de aceite sea superior al nivel máximo será necesario purgar el motor inmediatamente para evitar una aceleración del motor.
  • Anotar el kilometraje con el que se ha realizado el cambio de aceite en la tarjeta de mantenimiento.