Uno de los principales factores que se debe tener en cuenta, al momento de elegir los rodamientos, es la vida nominal de ellos. Esto significa, el valor orientativo de su vida útil, ya que esta última solo se podrá comprobar con base a las condiciones reales a las que estos estén expuestos. Además de la vida nominal, los siguientes son otros factores que deben considerarse:

Rendimiento y condiciones de funcionamiento

Se debe tener en cuenta el rendimiento del rodamiento, así como sus condiciones de funcionamiento y los supuestos de dichas condiciones. Es importante tener presente que la aplicación del rodamiento puede establecer los requisitos para la solución que deben ofrecer estas piezas. También se deben tener presentes las condiciones del funcionamiento (carga, temperatura, velocidad, lubricante, etc.).

Tipo de rodamiento y disposición

Es importante conocer las propiedades del rodamiento para saber si este es adecuado para la aplicación que se le quiera dar.

Tamaño del rodamiento

Para elegir el tamaño de rodamiento correcto se debe considerar la vida nominal de aquel o la carga estática que puede soportar. La primera se debe tener presente cuando el rodamiento funcione en condiciones normales; la segunda, cuando aquellos funcionen a muy bajas velocidades, se produzcan cargas máximas ocasionales, o cuando tengan muy mala lubricación. En algunas condiciones se tienen en cuenta ambos criterios selectivos.

Lubricación

Se debe considerar el tipo de lubricación de los rodamientos. Ya que de la lubricación dependerá que estas piezas funcionen de forma confiable, la fricción se reduzca, se impida el desgaste, y se protejan las superficies de las piezas de la corrosión.

Temperatura y velocidad de funcionamiento

Puesto que influyen en el rendimiento del rodamiento en una determinada aplicación. El tamaño del rodamiento se elige teniendo en cuenta la velocidad y lubricación de este.

Sellado, montaje y desmontaje

Este último paso comprende la selección de los sellos adecuados según la aplicación del rodamiento; además, la preparación para el montaje y desmontaje de aquel y, la inspección de la pieza con la finalidad de prevenir problemas.

Elige los mejores rodamientos SKF, de alta calidad y garantiza tu trabajo.