Existen muchas señales que pueden indicar que manejas con amortiguadores desgastados. Por lo que es necesario siempre estar atento a ellas  para evitar problemas en la conducción.

Unos amortiguadores desgastados suelen desgastar las llantas de tu carro. Incluso si son nuevas, se puede comenzar a notar un desgaste de manera irregular o prematura. Ante esto será necesario realizar el cambio de amortiguadores de tu carro.

Hay dos señales que son muy visibles para saber si los amortiguadores necesitan cambiarse:

Desgaste en forma de copas

La aparición de huecos en forma de copas u onduladas alrededor de la superficie de la banda de rodamiento podría indicar piezas de la suspensión flojas, desgastadas o a veces dobladas. Los amortiguadores en mal estado o las llantas / ruedas / rotores de freno desequilibrados también pueden causar desgaste en forma de copas, pero dicho desgaste sería típicamente más en forma de patrón concéntrico.

Desgaste de los puntos planos

Cuando una llanta se desliza por la superficie del camino, desgastará la banda de rodamiento en distintas áreas aisladas. Esto ocurre generalmente como resultado de que los amortiguadores al estar dañados no generan su función principal, la cual es mantener las llantas pegadas al piso, causando que las llantas reboten continuamente en la carretera.

 Cualquier otro desgaste de la llanta podría indicar uno de los siguientes problemas:

·         Presiones de inflado incorrectas

·         Llanta, rueda o rotor desequilibrado

·         Problemas de suspensión o alineación

·         Problemas en los frenos

·         Falla o uso incorrecto de las llantas

Quiero conocer más