¿Qué es un amortiguador?

Un amortiguador es una pieza de cada vehículo construido con un eje cromado y dos tubos de acero. Al tubo exterior se le denomina tubo de reserva y al interior tubo de compresión. En los extremos, cuenta con el eje de acero que se ancla al vehículo y en el lado contrario se monta un pistón que se desplaza a lo largo del tubo. Los amortiguadores son indispensables para el control, manejo y estabilidad del vehículo por es debes conocer los tipos de amortiguadores y elegir los más adecuados para tu carro.

Tipos de amortiguadores
  • Hidráulico: se componen de un pistón que se encuentra dentro de un cilindro en el que hay aceite que pasa por los orificios de un lado a otro del pistón. Entre las  ventajas de este tipo de amortiguador, encontramos la ausencia de mantenimiento y la capacidad de aportar mas amortiguación cuanto mayor sea la presión.
  • Hidráulico con válvula: a diferencia de otros, éstos poseen unas válvulas que regulan el paso de aceite, ofreciendo un comportamiento más suave.
  • Doble tubo: los más utilizados actualmente, disponemos de dos tipos, presurizados (aceite) y no presurizados (aceite y gas). El aceite realiza el recorrido por el cilindro a través del pistón y de la segunda cámara gracias a una válvula intermedia.
  • Monotubo: formada por dos cámaras de aceite y gas, y un pistón flotante entre ambas.
  • Frecuencia selectiva: dispone de un segundo conducto dentro del mismo pistón, que al recibir presión cierra la válvula, produciéndose un endurecimiento de la suspensión.
  • Reológico: Se trata de un híbrido de suspensión mecánica y electrónica. El aceite contiene partículas metálicas que al aplicar una corriente hace que el fluido se vuelva más espeso endureciendo la suspensión.
  • Regulables en dureza: Modelo personalizable mediante una rosca que regula el paso del aceite, podremos elegir mayor o menor dureza.
  • Regulables en suspensión: sistema de suspensión especial usado en preparaciones tuning formadas por un calderín que hace posible elegir la altura de nuestro vehículo.
  • Suspensión adaptativa: se trata de una evolución de los sistemas regulables en suspensión; un sistema formado por sensores que modifican el comportamiento de la suspensión en base a la velocidad o estado del asfalto.
  • Suspensión Electrónica Autoajustable: es capaz de adaptarse a la velocidad, estado del asfalto y tipo de conducción adaptando cada amortiguador. De ésta manera conseguimos un comportamiento preciso de nuestro vehículo.

 

Elige los amortiguadores más adecuados para tu vehículo, MONROE es líder en amortiguadores en el mercado.